La mudanza de un electrodoméstico no es una broma y para ello se necesita más de una persona. Si no tenemos la buena suerte de disponer de otra persona entonces vamos a tener que buscar una carretilla para poder hacer la tarea más fácil. En el post de hoy veremos la importancia de hacemudanza de electrodomésticosr bien la mudanza de nuestros electrodomésticos. Veremos qué hacer en función del aparato que vamos a trasladar.

Qué hacer con los pequeños electrodomésticos

Cuando hablamos de pequeños electrodomésticos entendemos que nos referimos a la batidora, la plancha o la tostadora. Para hacer nuestra mudanza es importante que los guardemos en una caja que no sea mucho más grande que el objeto a guardar. De esta manera ya tendremos un poco de trabajo adelantado.

¿Cómo guardo algo tan delicado como el microondas para mi mudanza?

El microondas es un aparato muy delicado que debemos tener en cuenta a la hora de hacer la mudanza de nuestros electrodomésticos. Lo primero de lo que nos debemos percatar es que tiene un plato giratorio, que deberemos cubrir por completo con papel burbuja, intentando que no se mueva dentro del microondas. Además tenemos que atar de alguna manera el cable y vigilar que no se suelte en ningún momento, de esta forma nuestro microondas estará seguro.

¿Qué debo hacer para la mudanza de otros electrodomésticos como el frigorífico o la lavadora?

Dentro de nuestro hogar tenemos numerosos electrodomésticos y entre ellos destaca el frigorífico, un gran electrodoméstico. Lo primero que debemos hacer con él es vaciarlo. Además hay que tener en cuenta que debemos proceder a su desconexión 24 horas antes de embalarlo y conectarlo 24 horas después de haberlo instalado dentro de nuestro nuevo hogar, ya que de esta manera los fluidos de este se estabilizarán. A la hora del traslado habrá que coger las bandejas de su interior y fijarlas con cinta de embalaje. Además debemos cubrir bien el figorífico si queremos evitar que este termine por sufrir rozaduras.

Y seguimos con los grandes electrodomésticos, esta vez nos vamos a la lavadora. Este tipo de electrodomésticos que necesitan de agua para su funcionamiento, debemos revisarlos bien para asegurarnos de que ha expulsado de su interior todo el agua, de esta manera evitaremos que haya fuga de agua durante el traslado. Además es importante fijar en el sitio correcto el cable de conexión así como fijar la manguera por donde desagua la lavadora. Esta última la puedes meter en el tambor, de esta forma te aseguras de que no ocurra nada. Al igual que has hecho con el frigorífico procura protegerlo, puedes utilizar una manta o una tela un poco gruesa.