Una mudanza siempre supone un esfuerzo tanto para la persona como la empresa que la realiza. Aunque parece una tarea bastante complicada, con una  mudanza  bien  organizada y una planificación óptima  no tendrá por que haber ningún contratiempo.

Uno de los principales consejos, es que te lo tomes con calma y que lo planifiques con tiempo. Además, piensa que es una buena oportunidad para  valorar verdaderamente lo que necesitas guardar y lo que no, y deshacerte de lo que no sea realmente necesario. Así no tendrás que pagar un coste adicional por los artículos que no necesitarás.

Elegir proveedor para una mudanza bien organizada

 

Una vez que hayas  seleccionado lo que vas a llevarte a tu nuevo hogar, debes encontrar una empresa de mudanzas; valorar qué servicios ofrecen, las garantías y los precios. En el momento de realizar el embalaje, tienes que hablar con tu proveedor, para decirle cómo embalar cada uno de los objetos y enseres.

Antes de elegir una compañía  para tu mudanza habla con varios proveedores para ver que tipo de garantías y servicios ofrecen, y  si van  ofrecer alguna compensación ante cualquier rotura.

Una mudanza bien organizada

Para que no pasen este tipo de cosas, a continuación te vamos a dar algunos consejos para conseguir una mudanza bien organizada:

  •  Embalar todos los  enseres. Hay que seleccionar el material necesario como bolsas de plástico, cartón, papel de burbuja, papel espuma, cinta adhesiva y  marcar  las cajas.
  • En las bolsa de plástico  puedes guardar la ropa  de vestir y de cama. También puedes  introducir figuras, muñecos de peluche y juguetes.
  •  Otra opción sería meter toda la ropa en la maleta  para  mayor seguridad  y embalar alrededor.
  • En las cajas que contienen  los objetos  más frágiles, el lado superior se debe indicar con bastante  claridad.
  • Primero coloca  las cosas más pesadas y sobre ellas las más pequeñas, para que no reboten los objetos del interior y que de esa manera puedan fracturarse.
  • Para los artículos más pesados coloca los  libros en cajas que no sean demasiados  grandes y que no sean muy pesadas.
  • Las vajillas las tiene que embalar por separado con mucho cuidado, y rellenar los huecos  con papel de periódico
  • Nunca envíes joyas, objetos valiosos, obras de arte o documentos legales dentro de las cajas.

Esperamos todos estos consejos te hayan servido de ayuda. En Gufertans te estamos esperando para realizar una mudanza bien organizada, o solucionar cualquier problema.