¿Vuestra primera mudanza nacional? Tranquilos. En este artículo os enseñamos cómo empacar los distintos bultos.

Es posible que alguno esté pensando en cambiar de hogar. Surgen entonces demasiadas preguntas acerca de qué hacer con nuestras cosas. Realizar una mudanza implica trasladar nuestra vida a otro lugar y llevarnos todo esto con nosotros. Podemos poseer objetos de muy diversos tipos, por lo que saber cómo llevarnos nuestras cosas a la nueva casa es fundamental.

Antes de pasar a cómo embalar los muebles y objetos, hemos de hacer algunas consideraciones que afectan a todos el proceso.

  1. Deja en un lugar accesible las cajas con el aseo, limpieza y las herramientas básicas de cocina y trabajo.
  2. Aprovecha para hacer inventario y deshazte de lo que no necesites.
  3. No utilices la cinta de embalar directamente sobre los objetos o podría estropearlos.
  4. Embala de forma organizada. Utiliza algún método de planificación. Puede ser por habitaciones o por uso, para encontrar las cosas fácilmente. Pon etiquetas a las cajas.
  5. No te pases con el peso.
  6. Guarda las cosas importantes en último lugar, así como las cosas que vas a usar el día de la mudanza.

 

Embalaje de objetos frágiles

En primer lugar, envuélvelos de manera individual con papel de periódico o algo similar.

Coloca algo que amortigüe en la parte inferior de las cajas. Papel de burbujas, bolas de papel, ropa, sábanas o incluso envases de huevos.

Procura no envolver dos objetos frágiles juntos para evitar que choquen y se rompan. Intenta que, al guardarlos en las cajas, se sitúen de manera que queden inmóviles. Para conseguirlo rellena la caja para evitar huecos.

Escribe que se trata de contenido frágil.

papel burbujas

Guardar la ropa

Lo mejor es aprovechar las maletas para trasladar la ropa o utilizar cajas. Aquello que uses con más asiduidad puedes guardarlo en bolas para acomodarlo más fácilmente en el viaje.

mudanzas-nacionales-1

Cómo preparar los muebles

Ve por habitaciones y guarda todo lo de la habitación ese día.
Puedes aprovechar los cajones de algunos muebles para guardar algunos objetos, aunque ten precauciones para que no se muevan y se rompan. Las almohadas de los sofás pueden usarse como protector. Puedes desmontar patas o asaderas también.

Envuelve los muebles con cojines u otros elementos para protegerlos, y asegúralo con cinta adhesiva

Qué hacemos con los electrodomésticos

Limpia los electrodomésticos antes de mudarte y posteriormente desmonta los elementos sobrantes, como patas, ruedas etc. Posteriormente envuelve y guarda juntas las partes que vayas quitando para que no desaparezcan en el camino.

Sin embargo, para este caso quizá lo mejor es la visita de un técnico.

 

Los libros en horizontal.

No embales los libros en vertical, sino de modo horizontal. Así evitarás que se deformen. Procura que todos tengan el mismo tamaño o tendrás que rellenar los huecos. Ten cuidado pues a poco que llenes una caja puede volverse muy pesada.

 

Enrolla las alfombras

De lo contrario perderán su forma. También pueden aprovecharse como protectores.