Blog

El cambio de hogar implica numerosas dudas que nos surgen en torno a la mudanza y todo lo que conlleva. Son muchas las tareas a realizar y las decisiones que debemos tomar. Una de ellas, es elegir el mejor momento para llevar a cabo la mudanza, algo que depende de aspectos como la temporada en la que la vamos a hacer, el día, e incluso la hora del traslado. ¿Cuál es la época idónea para ti? ¿Qué día te viene mejor hacer la mudanza? Encontrar el mejor momento para mudarse es realmente importante, puesto que puede ayudarte para que esa jornada de grandes cambios se desarrolle de forma tranquila y ordenada.

Cuando se lleva a cabo una mudanza todo son alegrías e ilusión con el cambio que se avecina. Sin embargo, a veces puede surgir algún problema o quebradero de cabeza, sobre todo si estamos ante una mudanza complicada. Por ejemplo, si la mudanza se va a realizar a un piso céntrico o que se encuentra a una gran altura, pueden aparecer limitaciones de acceso para las que es necesario buscar una solución.

El traslado a un país extranjero puede ser muy estresante y complicado. La clave para que todo vaya sobre ruedas, se encuentra en ser inteligente y no dejar las preparaciones para el último momento. Es la manera de evitar imprevistos. Una de las dudas que surgen a la hora de mudarse a otro país, es qué hacer con todos los enseres. ¿Puedo llevarme todo lo que tengo? ¿Qué pasa con mis cosas si solo voy a vivir allí durante unos meses? A continuación, damos algunos consejos con las mejores soluciones.

¿Has utilizado alguna vez un servicio de guardamuebles para guardar tus pertenencias? Hay algunas situaciones, sobre todo de mudanzas, en las que es posible que sea necesario guardar los enseres durante un tiempo determinado en un espacio como puede ser un guardamuebles. Se trata de una opción realmente útil y segura, aunque es verdad que existen muchas dudas en torno a si los muebles van a estar protegidos y en buenas manos. Por eso, a continuación, explicamos por qué los guardamuebles son seguros.

Las mudanzas compartidas se han convertido en una excelente oportunidad para aquellos que quieren ahorrar en costes de transporte. Se trata de una práctica que ya está implementada en muchas empresas de mudanzas, y que permite agrupar las cargas de aquellos clientes que quieren hacer el traslado en las mismas fechas, desde un mismo origen y hasta el mismo destino.

A lo largo de nuestra trayectoria realizando mudanzas de oficinas y empresas, hemos podido comprobar lo tedioso que puede llegar a ser un traslado de este tipo, la importancia de planificar adecuadamente con suficiente antelación, y de contratar a una empresa especializada como la nuestra. Los equipos informáticos son uno de los elementos clave en la mudanza de una oficina. Se trata de objetos pesados y delicados que deben trasladarse con sumo cuidado para evitar daños. ¿Quieres saber cómo hacerlo correctamente? Te lo explicamos todo, a continuación.

El embalaje de los enseres es una de las actividades que más tememos durante una mudanza. Se trata de una tarea realmente estresante, ya que implica empaquetar en cajas todo aquello que hemos acumulado durante muchos años, y que además no es tan fácil como parece. La planificación en este punto es fundamental, pero hay otro factor clave cuando hablamos de realizar una mudanza y de los embalajes: elegir la caja más adecuada en cada caso en función del tamaño, el peso y la fragilidad de los objetos que se van a trasladar. Es la manera de aprovechar al máximo el espacio de todas las cajas que vas a usar en tu mudanza. Damos algunos consejos al respecto, a continuación.