Cuando llega la hora de realizar una mudanza, las cajas son uno de nuestros mejores aliados. Sin las cajas de cartón sería muy difícil transportar todos nuestros objetos de una casa a otra. Es por eso que saber algunos trucos para que guardar nuestras cosas en cajas sea más productivo y sencillo nos ayudará a que todo salga bien.

Mudanzas con cajas de cartón

Realizar una mudanza es un proceso difícil y que causa mucho estrés. Es por eso que una buena planificación para evitar todos los imprevistos posibles es necesaria.

Los consejos que se dan en cuanto a las mudanzas siempre suelen girar en torno a cómo se empaquetan las cosas. Es muy común encontrar gente que no se preocupa en cómo guarda sus pertenencias. En primer lugar, es importante no cargar demasiado las cajas debido a que así podrás transportarlas sin ningún esfuerzo. Además, disminuirás la posibilidad de que se rompa.

Otro consejo, muy común, es que guardes las cosas por temáticas. Por ejemplo: ropa, artículos delicados… Así sabrás todo lo que contiene una caja y te facilitará el trabajo a la hora de sacar y ordenar las cosas en tu nueva vivienda.

No te olvides de poner nombres en las cajas para no olvidarte de que contienen.

Los tamaños de las cajas, ¿son importantes?

Parece algo sobre lo que no merece la pena pensar demasiado. Sin embargo, es más importante de lo que parece. Debemos elegir el tipo de caja según el artículo que vayamos a guardar dentro.

  • Las cajas pequeñas serán perfectas para embalar objetos pesados, así ganaremos facilidad al moverlas.
  • Las cajas medianas y grandes son las elegidas para objetos más grandes y que no pesan demasiado. Como consejo, os podemos decir a que antes de cerrarla pruebes a levantarla para asegurarte de que no la han llenado demasiado y puedes trasportarla sin problemas.

En definitiva, las cajas son nuestras aliadas en un proceso como el de una mudanza. Sin embargo, debemos cuidar algunos detalles para que usarlas no sea contraproducente.