¿Sabías que en la época estival el número de mudanzas se incrementa notablemente? Es cierto, en todo el mundo se estima que en verano planificamos un 20% más de mudanzas con respecto al resto de épocas del año. En el post de hoy veremos cuales son las ventajas y desventajas de una mudanza mudanza en veranoen verano.

Ventajas de mudarse en verano

Vamos a empezar por el principio. El verano es la época de vacaciones por excelencia, por lo que dispondremos de más tiempo para organizar y ejecutar la mudanza, algo que durante el resto del año se puede convertir en una odisea. Estaremos mucho más relajados. Otra de las ventajas es que si tenemos niños la mudanza en verano no supondrá ningún tipo de trastorno para ellos, ya que no interrumpiremos sus actividades, y no solo eso, también pueden ayudar organizando sus cosas y decidiendo qué se llevan y que tiran.

Otra de las ventajas es que siendo verano vamos a disponer de más tiempo para hacernos con nuestra nueva casa y podremos investigar la zona a la que nos hemos trasladado. Además vamos a poder planificar bien como colocar todas nuestras cosas en el nuevo hogar. Si además perteneces a una zona donde las lluvias son abundantes, el verano nos asegura que nuestras pertenencias no sufren las inclemencias del tiempo.

Desventajas de una mudanza en verano

Muchas veces parece que todos tenemos la misma idea de mudarnos en verano, por lo que es normal que nos encontremos con que se nos complica encontrar una empresa de mudanzas que esté libre en las fechas que teníamos pensadas. Si queremos evitar este problema es esencial que reservemos nuestra fecha con mucha antelación. También es posible que el precio de la mudanza se nos incremente notablemente, es algo con lo que tenemos que contar, habla con la empresa de mudanza y dejar cerrado el presupuesto cuanto antes.