Ya sabes que, además de ocuparnos de traslados de hogar, ofrecemos un servicio de guardamuebles para mantener tus enseres en perfecto estado y bajo estrictas condiciones de seguridad el tiempo que sea preciso. En este nuevo post del blog vemos qué razones convierten a esta opción en la ideal en estos casos.

Los guardamuebles y los trasteros son depósitos con carácter provisional. La diferencia esencial entre ambos radica en el tiempo que se vayan a guardar las pertenencias de los clientes. En Gufertrans somos perfectamente conscientes de que, al cambiar de casa u oficina, muchas veces nos sobran cosas de las que no queremos desprendernos por razones de diversa naturaleza. Ahí es donde cobra importancia nuestro servicio de guardamuebles.

Existen más diferencias entre los trasteros y los guardamuebles. El primero será útil para largos periodos de tiempo. En cambio, si se va a usar menos tiempo, será mejor un guardamuebles. En todo caso, es básico contar con una empresa que nos ofrezca un servicio de guardamuebles en Madrid de confianza. Todo para que el cliente pueda tener la absoluta certeza de que sus enseres quedan a buen recaudo. Es una alternativa ideal para guardar muebles que no se van a usar por un tiempo pero de los que no nos queremos desprender por su valor. También para empresas que cambian de sede y a las que les sobra parte del mobiliario o algún equipo informático. También para alguien que alquila su casa pero no quiere dejar todos los muebles a disposición de los inquilinos. En todo caso el cliente tendrá la absoluta seguridad de que sus efectos personales estarán bien guardados. Los guardamuebles pueden ser de enorme utilidad también para los trabajadores autónomos como fontaneros y carpinteros que no dispongan de un espacio físico de trabajo donde guardar sus herramientas.

Por último, ¿a qué cosas atender a la hora de elegir un servicio de guardamuebles? Entre otros aspectos, tiene que estar bien iluminado y ser espacioso. Además, es conveniente realizar un listado con todos los bienes y usar el embalaje apropiado para cada cosa.