Blog

El transporte es uno de los servicios que forman parte normalmente de una mudanza. ¿Qué incluye exactamente un servicio de transporte? Al contratar este servicio, además de la entrega de los bienes en su nuevo destino, también se realiza el montaje y posicionamiento del mobiliario que haya sido desmontado en el punto de origen, la ubicación de los muebles y las cajas siguiendo todas las instrucciones del cliente, o incluso la retirada del material de embalaje.

Cuando hacemos una mudanza ponemos el foco en que todos los enseres lleguen a su nuevo destino en perfecto estado. Para ello, es muy importante tener en cuenta los embalajes más adecuados para cada elemento, así como el traslado de objetos frágiles. Los aparatos electrónicos tienen un gran protagonismo en este sentido, puesto que son delicados y hay que poner especial cuidado a la hora de prepararlos de forma correcta para hacer la mudanza.

Embalar todos los enseres es muy importante en una mudanza para organizar correctamente los traslados y que todo llegue en buen estado al nuevo destino. Los embalajes especiales, son claves para proteger los objetos más delicados, independientemente de su tamaño. El objetivo de este tipo de embalajes es el de evitar que los elementos que protegen sufran daño alguno durante los traslados, algo que puede ser muy sencillo si se trata de objetos frágiles.

Organizar una mudanza es a veces muy complicado, sobre todo cuando hay falta de tiempo. Por eso, lo mejor para asegurarse de que todo salga bien, es acudir a una empresa de mudanzas especializada. Existen muchas dudas en torno a lo que hacen exactamente las compañías de este tipo, puesto que sus servicios van más allá del traslado de los enseres a una nueva vivienda. Por eso, para que puedas tener una visión más amplia sobre los servicios que puedes contratar en una empresa de mudanzas, a continuación queremos hacer un breve repaso de todo lo que ofrecemos en Gufertrans.

Si tienes pensado hacer una mudanza, es posible que los electrodomésticos formen parte del traslado. Se trata de aparatos que son delicados, pesados y que normalmente tienen un gran tamaño. En definitiva, se trata de piezas frágiles que requieren de un cuidado específico para que se puedan mover de un sitio a otro de forma segura y sin sufrir daños. Para lograrlo, lo mejor es tener en cuenta que existen embalajes especiales para este tipo de elementos que así lo necesitan, y que muchas empresas de mudanzas ofrecen este tipo de servicios.


¿Cómo hacer frente a mudanzas de oficinas en Madrid cuando el tiempo apremia? La pandemia de coronavirus ha trastocado los planes de muchas empresas, en ocasiones obligando a cambiar de centro de trabajo sin demasiado tiempo para planificar el traslado. Que no cunda el pánico. Solo hay que seguir estos consejos que repasamos en las siguientes líneas.